Todas las Claves de los Entrenamientos Virtuales para Fitness

 


La educación virtual es una alternativa a las reuniones presenciales que requieren desplazamientos y se ven afectadas por cancelaciones y restricciones en el contexto de la pandemia. Tras el cierre, han proliferado las plataformas con clases virtuales que se pueden ver o grabar en directo. Se trata de nuevas ofertas que se unen a otras creadas con anterioridad a COVID-19, así como a los entrenadores personales que también ofrecen servicios individuales en línea.

 

Nos preguntamos qué ofrecen exactamente, quién está detrás de ellas, cuáles son sus ventajas y cómo podemos aprovecharlas. Si estás interesado, te recomendamos que te informes antes de inscribirte.

 

Qué Es La Formación Virtual

La formación en línea es el uso de dispositivos electrónicos y una conexión a Internet para impartir formación, que puede ser en directo o grabada. Usted y el instructor no estarán en el mismo espacio físico y no tienen que entrenar al mismo tiempo. Las oportunidades que surgen de esto son variadas.

 

Es importante distinguir entre el entrenamiento online en una plataforma y el entrenamiento con un entrenador personal. Puedes ver contenidos públicos en directo o grabados en la plataforma. Son lecciones virtuales que puedes hacer como cualquier otra persona que se conecte y tenga acceso al vídeo, pero no son entrenamientos diseñados específicamente para ti.

 

Este concepto no es nuevo. Desde los tiempos del VHS, se venden colecciones de ejercicios que se pueden ver en cualquier momento, y todavía se pueden encontrar DVD de rutinas grabadas.

 

Lo más novedoso es la figura del entrenador personal. En su caso, diseñan un plan específico para el usuario y hacen un seguimiento de su actividad independientemente de que tenga acceso a una plataforma que permita la visualización asíncrona de contenidos.

 

La segunda opción es la más adecuada para personas con alguna lesión o patología. El entrenador diseña una rutina y la realiza junto con el usuario, observándolo y dándole indicaciones.

 

Ventajas De La Formación Virtual

La primera ventaja de la que tenemos que hablar en tiempos de pandemia es la falta de contactos. El COVID-19 se propaga a través de las gotitas de una persona con síntomas respiratorios a menos de un metro de distancia. Por ello, los gimnasios abren de forma intermitente y muy limitada desde 2020.



 

La formación en línea también ahorra tiempo al eliminar la necesidad de desplazarse hacia y desde los lugares físicos donde tradicionalmente se han impartido estos cursos. La movilidad también está muy limitada por el pandemónium.

 

Las plataformas virtuales también suelen ser más baratas que el gimnasio. La situación es diferente con un entrenador personal, que también es más caro y ofrece un servicio más personalizado. Sin embargo, ofrecen un entrenamiento individual que puedes practicar en la comodidad de tu casa.

 

Consejos Para Un Entrenamiento Virtual Exitoso

La educación en casa puede ser un arma de doble filo. Primero, la procrastinación. En segundo lugar, la falta de diversidad de escenarios puede llevar a la depresión, más aún si se trabaja a distancia.

 

Puede que te diera pereza ir al gimnasio, sí, pero cambiar de aires, conocer a otras personas y compartir algún diálogo, aunque sea breve y superficial, era una forma de socializar. Y los humanos son criaturas sociales.

 

La educación en línea tiene sus inconvenientes, pero puedes seguir algunos consejos útiles para tener éxito.

 

Encuentra algo que te interese

Si es algo que te gusta, busca un entrenamiento de ciclismo virtual, una plataforma o un entrenador personal online que ofrezca este tipo de actividad. El yoga y el pilates, el HIIT o la zumba suelen estar incluidos, así que investiga antes de apuntarte. Cuanta más variedad, mejor.

 

Varía tus actividades y sé consciente de tus intervalos.

El tipo de ejercicio que elija dependerá en gran medida de su nivel de fitness, su salud y sus objetivos. Un entrenador personal puede ayudarte, pero incluso si no tienes acceso a un servicio personalizado, hay algunos puntos clave que debes tener en cuenta.

 


Según MedLine Plus, el sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU., los adultos deben realizar al menos 150 minutos de ejercicio aeróbico a la semana si es de intensidad moderada y 75 minutos si es de alta intensidad, aunque puede haber variaciones en ambos.

 

No debe faltar el ejercicio aeróbico, como el baile o la bicicleta, pero dos veces a la semana debe incluir también actividades de entrenamiento de fuerza: levantamiento de pesas, golpes, sentadillas y flexiones, etc. Además, elija actividades que utilicen todas las partes del cuerpo: piernas, caderas, abdomen, pecho, espalda, hombros y brazos. Sugiere repetir cada grupo muscular de 8 a 12 veces durante cada entrenamiento.

 

Encontrar el lugar y el equipo adecuados

Lo ideal para automotivarse es montar su propio gimnasio en casa, es decir, reservar una habitación o parte de ella para hacer ejercicio. Si tienes que limpiar el espacio, ordenar y buscar los materiales para cada sesión, no serás muy productivo y acabarás sintiéndote cansado.

 

A menudo, su entrenador personal le dará el material que necesita por adelantado. Lo mismo ocurre con las clases virtuales, y esto debería mencionarse en la descripción del vídeo o antes de que comience el curso. Obviamente, si estás haciendo un entrenamiento de spinning virtual, necesitarás estar en una bicicleta, pero los accesorios utilizados para el entrenamiento de fuerza o incluso las clases de yoga y pilates pueden ser muy diferentes.

 

Mantener la coherencia

Una de las grandes ventajas del entrenamiento deportivo virtual es que se puede hacer en casa, pero no hay que confiarse. Estar en casa no significa tener más tiempo, ya que a veces se pueden pasar horas trabajando, hablando con la familia o simplemente viendo un programa. Fija un horario y trata de cumplirlo.

 

Intente establecer conexiones personales

La falta de actividad social puede ser una desventaja, sobre todo si te cuesta moverte. Puede que los amigos te hayan empujado a involucrarte en el pasado, pero estar solo puede ser difícil.


 


Si trabajas con un entrenador personal, cuéntale tus progresos y preferencias mientras te explica las tablas. Si la plataforma en la que trabajas no ofrece un servicio tan personalizado, puedes apuntarte a un curso online (si existe). Por supuesto, también puedes participar en las comunidades creadas por los formadores en las redes sociales. Publique sus comentarios, haga preguntas, en fin, póngase en contacto.

 

Conclusión

El entrenamiento virtual tiene algunas ventajas, como el hecho de poder entrenar en la comodidad de su propia casa, evitando desplazamientos y atascos. Las desventajas, como las actividades sociales que ofrecen los gimnasios presenciales, pueden mitigarse con la ayuda de nuestros consejos de planificación y mantenimiento de la motivación.

 

Es importante distinguir entre una plataforma de formación en línea y un programa personalizado e individual aplicado y seguido por profesionales. Identifique sus necesidades y compare los servicios antes de contratarlos, especialmente si elige un paquete anual.

 

Publicar un comentario

0 Comentarios