Hábitos saludables que te ayudaran a mejorar tu estilo de vida y tu salud

  


Estilo de vida saludable

"Mejorar la salud depende en gran medida de tener un estilo de vida que permita mantener hábitos saludables".

 

Todos sabemos que comer fruta y verdura es bueno para nuestra salud, pero este hábito debe combinarse siempre con un estilo de vida al margen de estos alimentos, por ejemplo, el ejercicio o la reducción del consumo de alcohol y de productos muy procesados (cuanto menos, mejor, pues sabemos que es la mejor opción).

 

Por lo tanto, te animo a que utilices los consejos que te he dado para mejorar tu estilo de vida a partir de ahora.

 

Hábitos alimenticios saludables y actividad física.

Haz un plan.




No te impongas una "dieta" como si fuera un castigo. Sé coherente con tu dieta y cúmplela a medio plazo; conseguirás los resultados que deseas de forma natural y saludable. Recuerda que los resultados o efectos no son inmediatos, sino que se notan en el cuerpo desde el primer día.

 

Mantener un peso saludable sin coacciones.

Come de 3 a 5 veces al día y adapta tu dieta a tu situación y necesidades para mantener un peso saludable y estable.

 

Come más de lo que comes.

Aumente su consumo de frutas, verduras, legumbres, huevos, cereales integrales y frutos secos. Intenta también comer pescado al menos tres veces por semana.

 

Beber más agua ingesta de líquidos

Bebe 5 vasos de agua al día; no es necesario beber 2 litros de agua, pero es importante mantenerse hidratado.




 

Coma menos 

No consuma alimentos con alto contenido energético y carencias de micronutrientes, como refrescos, zumos comerciales, chocolate, helados o pasteles.

Mejore la calidad de su dieta

Evitar el consumo de energía de grasas de baja calidad y/o de origen dudoso y utilizar el aceite de oliva virgen extra como principal fuente de grasa en la cocina.

 

Limite su consumo de sal

Limite su consumo de sal, preferiblemente con sal yodada.

 

No hay prácticas fraudulentas

No busques curas milagrosas ni las utilices como atajos: esto sólo vaciará tus bolsillos y te dejará tirado a largo plazo.

 

Aprovecha el día para hacer actividad física.

Aproveche la oportunidad para aumentar su actividad física durante el día.

 

Abandona tu estilo de vida sedentario.

Reducir al máximo las actividades sedentarias y fomentar el ocio activo. Recomiendo hacer ejercicio regular de intensidad moderada al menos cinco veces a la semana durante al menos 45 minutos.




Comience a hacer cambios en su estilo de vida ahora y consulte a los expertos.

 

 

¿Cómo puede ayudarle un dietista especializado en trastornos digestivos?

A menudo estas personas acuden a la clínica después de meses (o años) de intentar averiguar qué les pasa, o después de interminables pruebas con medicamentos o remedios naturales. La gente está agotada y a menudo siente que no hay solución a su situación.

 

¿Cuáles son las preguntas más frecuentes que se hacen en el Departamento de Servicios de Nutrición?

Hay tres preguntas que se repiten.

  1. ¿Qué me pasa?
  1. ¿Cómo podemos resolver este problema?
  1. ¿Es una buena idea?

 

El Servicio de Nutrición siempre intenta averiguar cuál es el problema y cómo podemos conseguir una normalidad duradera (remisión) o una cura permanente.

 

¿Podría ser la dieta la causa de estas afecciones?

En algunos casos sí, por ejemplo, en la enfermedad celíaca, pero casi siempre es una combinación de factores genéticos y ambientales, incluida la dieta.

 

¿Cuál es la contribución de la dieta en el tratamiento de estos trastornos digestivos?

Cuando la alimentación está directamente relacionada con los síntomas, las estrategias nutricionales individualizadas para la enfermedad nos ayudan a reducir o evitar la discapacidad. También utilizamos terapias nutricionales para optimizar los efectos antioxidantes y antiinflamatorios de la dieta, lo cual es crucial en los casos en que un individuo sufre múltiples enfermedades inflamatorias crónicas.



 


Uno De Los Mayores Problemas Es Que Los Pacientes Acuden Demasiado Tarde A Ver A Un Nutricionista.

A veces estas personas pasan por varios especialistas diferentes antes de acudir a un nutricionista, y por el camino se encuentran con diferentes consejos o remedios que pueden ir en su contra. Un ejemplo común es el de una persona que restringe el gluten sin hacer pruebas y que no puede someterse a ellas porque tendría que reintroducir el gluten en un plazo determinado. También suelen tomar diversos suplementos que no están científicamente justificados y que sólo imponen costes evitables.

 

¿Qué se puede hacer para evitar la exclusión de la dieta?

Lo ideal es que el dietista forme parte del sistema sanitario y trabaje junto a otros profesionales, aunque España es el único país de Europa en el que todavía no es así. También sería útil que las escuelas o los colegios enseñaran sobre una dieta saludable y su importancia, en la línea de las campañas sobre salud sexual o drogas.

 

¿Cuál es su enfoque como nutricionista y dietista?

Nuestro enfoque se basa en una educación nutricional que permite a los pacientes tomar sus propias decisiones alimentarias de forma independiente. Los planes de dieta son sólo una herramienta entre muchas otras y no son la norma. El peso es secundario porque nos centramos en los hábitos que afectan al peso, no en el peso en sí. El asesoramiento es un lugar seguro para venir y aprender sin juzgar ni condenar. Ayudamos a las personas a tomar el control de su salud a través de la nutrición: disipando los mitos y temores tradicionales, fomentando su relación con los alimentos y enseñándoles cómo y por qué.

 



Publicar un comentario

0 Comentarios