5 Consejos Básicos de Actividad Física Para Llevar Una Vida Activa y Saludable

 


La actividad física regular es importante para su salud física y mental. Si se lleva un estilo de vida activo, se puede vivir más y mejor (Mayo Clinic).

 

Por el contrario, un estilo de vida inactivo puede contribuir a una mala salud. Un estilo de vida sedentario puede provocar una disfunción del sistema inmunitario y un desequilibrio hormonal, que también puede afectar al metabolismo (MedlinePlus).

 

A nivel mundial, el 22% de los adultos no realiza suficiente actividad física. Se calcula que las personas que no son suficientemente activas físicamente tienen un riesgo de muerte entre un 21 y un 34% mayor que las que son activas (OMS, 2020). Para evitarlo, sigue unos consejos básicos para mantener unos hábitos activos y saludables.

 

Cinco consejos para iniciarse en la actividad física

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la actividad física es cualquier movimiento de los músculos que requiera energía.

La actividad física mejora la capacidad de funcionar eficazmente en el entorno (Delgado, 2020). Las principales recomendaciones a seguir son.

 

1. incorpora la actividad física a tu rutina diaria.

No es necesario esforzarse ni concentrarse en el ejercicio para empezar a hacerlo. Haz lo que te gusta y hazlo parte de tu rutina diaria. Comience lentamente y aumente gradualmente su nivel de actividad (MedlinePlus).

 


En primer lugar, puedes ir en bicicleta o caminar largas distancias. A continuación, elige una actividad que fortalezca tus músculos, como sentadillas, estocadas o subir escaleras.

 

2. Comprueba tu estado físico.



Según la Clínica Mayo, antes de empezar a hacer ejercicio, debes comprobar tu estado físico. Se trata de un punto de referencia con el que puedes evaluar tus progresos. Puedes registrar tu frecuencia cardíaca antes y después de caminar, el tiempo que tardas en recorrer una determinada distancia, el número de sentadillas y estocadas, el perímetro de la cintura y el índice de masa corporal.

 

3. Consumir alimentos funcionales

Para mejorar su rendimiento deportivo, necesita alimentos funcionales que proporcionen a su cuerpo la energía suficiente y no le provoquen fatiga. Además de aportar nutrientes y energía, también ayudan a mejorar el rendimiento del organismo.

 


Hay que consumir hidratos de carbono, proteínas y grasas. Elija carbohidratos complejos, que son de digestión lenta y proporcionan energía sin tener un efecto significativo en el índice glucémico. También debes consumir proteínas, que evitan la degradación muscular.

 

La grasa es la fuente de energía más concentrada, ya que representa entre el 20 y el 25% de la ingesta energética diaria. Elija productos enriquecidos con MCT, como el Aceite Activo de Vidalia®, que son una fuente de energía para todo el cuerpo.

 

4. Recuerda estirar antes del ejercicio

Los estiramientos antes del ejercicio pueden ayudar a preparar el cuerpo para el mismo y prevenir lesiones. Calienta y flexibiliza los músculos. Además de ser una medida preventiva, puede ayudar a mejorar su rendimiento deportivo (Pope, 2020).

 


Estos consejos básicos pueden ayudarle a iniciar un buen programa de actividad física para mantenerse sano. Es importante planificar y realizar la actividad física de acuerdo con sus capacidades. Empieza ahora.

 

5. Planificar los momentos y tiempos adecuados para la actividad física

La OMS (2019) recomienda al menos 150 minutos de actividad física moderada o 75 minutos de actividad física de alta intensidad a la semana. Es importante repartir este tiempo en días y sesiones. Por ejemplo, una persona que hace ejercicio cinco días a la semana debería elegir 30 minutos, tres sesiones de 10 minutos o dos sesiones de 15 minutos al día.

  


Publicar un comentario

0 Comentarios