Seis Formas De Adelgazar Después De Un Embarazo



Durante el embarazo es normal que las mujeres aumenten de peso. Los cambios hormonales y la modificación del metabolismo hacen que la grasa se acumule en el cuerpo. ¿Cómo puedo perder peso rápidamente después del embarazo?

 

En primer lugar, es necesario pasar por un periodo de recuperación tras el parto, ya que el cuerpo no puede volver inmediatamente a sus hábitos de ejercicio físico. En primer lugar, debe ser consciente de que la pérdida de peso no es posible de la noche a la mañana.

 

Por supuesto, no debes posponerlo demasiado tiempo, porque los tres primeros meses después del parto son cruciales para un buen resultado. Con paciencia y disciplina, puedes utilizar algunas técnicas sencillas para recuperar tu figura.

 

Perder Peso Después Del Embarazo

Algunas famosas se aprovechan de la moda de las redes sociales y no dudan en mostrar sus cuerpos "perfectos" poco después de dar a luz. Sin embargo, esta tendencia no es buena, ya que muchas mujeres embarazadas creen que tienen que perder peso rápidamente después del embarazo.

 

La pérdida de peso varía de una persona a otra y depende del ritmo metabólico y del estilo de vida. Sin embargo, este proceso suele durar entre 6 y 12 meses después del parto.

 

Por esta razón, generalmente no se recomienda establecer un periodo de tiempo específico para volver a los niveles anteriores. En su lugar, es aconsejable introducir gradualmente hábitos saludables que le permitan recuperar un peso saludable sin estrés ni comidas arriesgadas.

 

Consejos Para Perder Peso

No existe una receta "mágica" para perder peso rápidamente después del embarazo. Sin embargo, no es imposible recuperar una figura saludable.

 

Aunque cualquier mujer puede ganar de 10 a 15 kg (o más) durante esta fase, existen algunas formas fiables de volver a perder peso.

 

 

1. Durante la Cuarentena

Los días de cuarentena son sagrados, pero también son un momento importante para iniciar un estilo de vida saludable. Unas semanas después del parto, la retención de líquidos es cosa del pasado y las piernas y los pies comienzan a aflojarse.

 

Las dietas estrictas están estrictamente prohibidas durante este tiempo, ya que la salud de tu bebé y tu recuperación física son primordiales. También debe evitar la actividad física intensa y el esfuerzo excesivo en casa.

 



2. Una Dieta Equilibrada


Durante la lactancia, tu cuerpo necesita más calorías y agua. También tiene necesidades nutricionales especiales. Las dietas de choque pueden parecer tentadoras, pero es mejor optar por una dieta equilibrada.

 

Este modelo de nutrición recomienda la alimentación saludable como un estilo de vida en lugar de una dieta de varios días. Esto le permite "comer un poco de todo" sin restringirse a ciertas categorías de alimentos. Esta dieta recomienda comer lo siguiente

 

·        Frutas y verduras frescas.

·        Granos enteros.

·        Frutos secos y semillas.

·        Carnes y pescados magros.

·        Productos lácteos bajos en grasa.

 

3. Desayuna Bien

Una de las claves para perder peso rápidamente después del embarazo es tomar un desayuno abundante y saludable. Esta comida proporciona a tu cuerpo la energía y los nutrientes que necesita a lo largo del día.

 

Por lo tanto, no es buena idea sustituir el café normal por galletas o productos procesados. En cambio, debe contener un equilibrio de fuentes de proteínas, grasas saludables y carbohidratos.

 

Algunos de los alimentos que puedes consumir en esta etapa son los siguientes.

·        Huevos.

·        Aguacate.

·        Yogur natural.

·        Zumo de naranja.

·        Leche de origen vegetal.

·        Batidos de frutas.

·        Frutas y hortalizas.

·        Avena y muesli integral.

·        Galletas integrales con mermelada ligera.

 

4. Cinco Comidas al Día

Hacer cinco comidas al día con moderación puede ayudar a mantener unos niveles de energía estables. Este hábito se recomienda en los programas de pérdida de peso para evitar los antojos, impulsar el metabolismo y promover la quema de grasas.

 



5. Ejercicio Moderado


El ejercicio físico es uno de los mejores aliados para perder peso rápidamente después del embarazo. Sin embargo, no debe realizar actividades físicas extenuantes inmediatamente después del parto. Por esta razón, es importante empezar a incorporar

en su rutina diaria y realice un ejercicio moderado y de intensidad media.

·        Da un paseo con tu bebé.

·        Estira tus extremidades.

·        Yoga o Pilates para las nuevas madres (sólo si lo recomienda su médico).

Ejercicios del suelo pélvico (después de unos 4 a 6 meses).

 

6. Beber Mucha Agua

Las mujeres que amamantan deben beber de 8 a 10 vasos de agua al día. Este hábito saludable no sólo ayuda a perder peso, sino que también aumenta la producción de leche.

 

 

Publicar un comentario

0 Comentarios